El Gobierno está en negociaciones detalladas para el cuarto pago de fondos de la UE después del fracaso del subsidio de desempleo.

El Gobierno está en negociaciones detalladas para el cuarto pago de fondos de la UE después del fracaso del subsidio de desempleo.

La negociación del cuarto pago del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) no será fácil. El próximo desembolso previsto, de 10.000 millones, se enfrenta a un problema importante: uno de los hitos principales, la reforma del subsidio por desempleo, fue rechazada por el Congreso de los Diputados debido a los votos en contra de Podemos. Ahora, el Gobierno está negociando con diferentes grupos para analizar todas las opciones antes de que la Comisión Europea finalice su evaluación.

Así lo ha explicado este lunes Carlos Cuerpo, the new Minister of Economy, who made his debut in Brussels during a meeting with his colleagues from the Eurozone’s Finance Ministers, and where he also met with the Irish Paschal Donohoe, President of the Eurogroup, and with Paolo Gentiloni, Commissioner for Economy. One of the issues to be discussed with the latter is precisely the next disbursement. «We are working on two fronts. As always, with the European Commission working one-on-one on the development and explanation of milestones and objectives, and domestically, advancing to meet the milestones and objectives,» he stated upon arrival at the ministerial meeting.

La semana pasada, en Namur (Bélgica), Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno a cargo de Trabajo, anunció que convocaría a la mesa de diálogo social con el objetivo de aprobar la reforma del subsidio por desempleo que había sido rechazada por la cámara baja. Este lunes, Sumar, el partido liderado por Díaz, rechazó que el PSOE interviniera entre sus socios de Gobierno y Podemos, cuyos cinco diputados fueron clave para rechazar el real decreto-ley. Joaquín Pérez Rey, secretario de Estado de Trabajo, anunció el viernes pasado que el ministerio comenzaría negociaciones con sindicatos y patronal durante esta semana.

El Gobierno solicitó el cuarto pago el 20 de diciembre, justo antes de Navidades, y aunque la Comisión Europea tiene, en principio, dos meses para terminar su análisis sobre si los hitos y objetivos vinculados al tramo se han cumplido, Bruselas se ha dado en esta ocasión algo más de tiempo debido al parón navideño, como ha ocurrido en otras ocasiones. Eso significa que el Ejecutivo comunitario tiene hasta mediados de marzo para analizar la petición de desembolso española.

Y hasta entonces tiene también el Gobierno para intentar sacar adelante una reforma del subsidio que le permita justificar que ese hito, uno de los más importantes de este desembolso, se ha cumplido. La estrategia de Díaz pasa por llegar con una reforma del subsidio con el sello del diálogo social que encarezca la oposición de los diputados de Podemos. ¿Qué ocurre si Moncloa no logra aprobar la reforma antes de que los técnicos comunitarios terminen de evaluar los hitos y objetivos del siguiente pago? Entonces la Comisión Europea aprobaría un desembolso parcial de los 10.000 millones y daría al Gobierno seis meses para lograr poner en marcha la reforma. El dinero vinculado a dicho hito solo se perdería en caso de que ese periodo de seis meses finalizara sin que el Ejecutivo español pudiera demostrar que ha cumplido con el compromiso.

Cada uno de los casi quinientos hitos está vinculado a un desembolso de 161 millones de euros, por lo que ese es el monto que queda «congelado» durante un tiempo máximo de seis meses mientras el Gobierno de turno logra su cumplimiento. Pero no todos los hitos valen lo mismo para Bruselas. Aquellos que considera especialmente relevantes se someten a un multiplicador, por lo que los fondos bloqueados son más que en el caso de un hito poco relevante. El caso de la reforma del subsidio de desempleo forma parte de los hitos cuyo incumplimiento llevaría a que se le aplicara un multiplicador de 5. Además, puede haber penalizaciones adicionales en algunos casos.

Each of the almost 500 milestones is linked to a disbursement of 161 M, so that is the amount that remains «frozen».

Se ha preguntado varias veces al Cuerpo sobre un posible desembolso parcial, aunque el ministro ha evitado hablar de ese escenario. «Como todos sabéis, debido a la no convalidación del real decreto ley de subsidio, tenemos uno de los hitos relacionados con reformas que aún está pendiente. Por eso digo que estamos trabajando en paralelo para poder seguir cumpliendo con estos hitos y asegurar que los desembolsos lleguen a la economía española», ha señalado el ministro.

Businessmen shaking hands in office

Deja un comentario